Pizzini, 60 años del lado de la creación

El compromiso profesional y la experiencia adquirida hacen que los productos PIZZINI sean parte de la herencia de varias generaciones.

13-pizzini-miniComo muchos otros Claudio de Pizzini llegó a la Argentina, proveniente del norte de Italia, en la década del cuarenta. Cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Lasalle.

Sus primeros años en la Argentina fueron difíciles y comenzó a trabajar a los trece años ayudando a un fabricante de carteles. A pesar de la dificultad inicial con el idioma, a los dieciséis años ingresa a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires.

Cursando la carrera fabricó su primer juego de escuadras hechas con celuloide, un material transparente que permitía ver el dibujo mientras se trabajaba. Inmediatamente al ver que era de interés de sus compañeros las ofreció en el centro de estudiantes y así concretó su primer pedido de 200 piezas. Para conseguir el celuloide, debía ir con su bicicleta hasta el centro de la ciudad y cargar en ella las planchas de celuloide para luego trasladarse a su casa, dónde cortaba las planchas y terminaba de fabricar las escuadras. En esa misma bicicleta, entregaba su producción a sus primeras librerías clientes.

Así en 1955 nació Pizzini, una empresa que hoy cumple 60 años.

Los pedidos se fueron multiplicando y fueron abriendo posibilidades a otros materiales mucho más resistentes que el celuloide inicial, como el acrílico. A diferencia del celuloide, este material no es inflamable, no se degrada con el tiempo, se moldea fácilmente con calor y no es frágil como el vidrio.

Con pasión, experimentación y mucha dedicación nació esta marca que hoy cuenta además con sets de reglas y una gran variedad de artículos para oficina, útiles escolares y profesionales.

“soy una persona con suerte, pero también salgo a buscarla”

A la suerte inicial hay que acompañarla con dedicación, constancia y mucha pasión. La innovación parece ser una pieza clave en el éxito de su marca, que hoy no sólo permanece en el mercado sino que además exporta, hace más de 40 años, a varios países.

En la década del 70 su espíritu inquieto hace que incorpore nuevas tecnologías, como la inyección de plástico con matrices de acero diseñadas y fabricadas en la empresa, abriendo así la posibilidad de contar con productos de diseño propio y de interés para el mercado externo.

Las escuadras iniciales fueron derivando en una amplia gama de productos que incluyen plantillas, letrógrafos, mesas de dibujo y en 1985 artículos plásticos para oficina. Todos de producción nacional.

La rigurosa calidad lograda a través de los años y el reconocimiento de los usuarios, le dieron fuerza a la marca. Esto permitió desarrollar nuevos productos cuidadosamente elaborados para complementar la producción nacional.

En la actualidad, la empresa se halla en continuo crecimiento, ampliando el surtido de productos en las categorías: escolar, dibujo técnico, oficina y escritura, ofreciendo con orgullo lo que durante 59 años los ha destacado: la confiabilidad.

13-pizzini

Con la innovación como norte

Grandes empresas automotrices, constructoras, astilleros y empresas de energía, por nombrar sólo algunas, han elegido a Pizzini a lo largo de estos sesenta años, para cristalizar sus diseños, realidad que, además de ser un motivo de orgullo para la empresa, también representó una motivación adicional para invertir en nuevas tecnologías y maquinarias, con el objetivo de innovar en el desarrollo de nuevos productos. Además, se le suma la siempre activa labor de un equipo multidisciplinario interno, que trabaja para ampliar el surtido de Pizzini en todas sus categorías: escolar, dibujo técnico, oficina y escritura.

Pizzini es una empresa líder de reconocida trayectoria, con productos de alta calidad y tecnología, que comercializa en el país y en el exterior, ocupando un espacio de privilegio junto a las marcas más reconocidas del mundo. Se trata de una empresa en continuo crecimiento, cuyo objetivo clave es ofrecer excelentes productos. Por todo esto, nunca más vigente la frase que los acompaña desde hace 60 años: En Pizzini, estamos del lado de la creación.