El ABC de la sublimación

Técnicas de sublimación8-int

A- ¿EN QUÉ CONSISTE LA TÉCNICA?

Es una modalidad de estampado que se realiza con una pintura al agua, especialmente desarrollada para que se transfiera desde un papel (pintado) hacia otro soporte mediante la aplicación de calor.

B- LA PINTURA PARA SUBLIMACIÓN

• Es una pintura básicamente translúcida. • Por eso siempre hay que considerar estamparla sobre superficies blancas o claras.

• Se puede diluir en agua para alterar la consistencia a fin de trabajar diferentes efectos.

• Siempre se aplica sobre papel y no directo en la superficie a estampar.

• 37 colores, 1 incoloro para aumentar transparencia, 2 flúo.

C- CARTA DE COLORES –

¿Por qué tener una siempre a mano?

Tanto en el papel pintado como en las láminas prediseñadas, los colores lucen sensiblemente diferentes: más opacos que una vez sublimados.

Por este motivo se recomienda tener una carta de colores ya sublimados en los diferentes soportes que se suelan utilizar: telas, cartones, maderas, etc., para saber fehacientemente cómo combinarlos en cada diseño.

Existen dos modalidades para abordar la técnica de estampado por sublimación:

Utilizar las láminas pre-diseñadas: Eterna cuenta con un amplio catálogo de diseños con diferentes temáticas, texturas y composiciones. Cada lámina está impresa en offset de alta calidad con tinta para sublimación, lista para ser utilizada.

Nivel de dificultad: principiante (poner el pincelito). Es ideal para familiarizarse con la técnica del estampado en sí y saber el punto justo de calor además del tiempo de exposición que se requiere con la plancha para cada uno de los diferentes soportes. También es útil para quienes no tienen la habilidad de componer una imagen más compleja.

TIP de creatividad: sobre el diseño de la lámina también podés realizar tu intervención con Pintura para sublimación Eterna. Catálogo online: http://pinturaseterna.com.ar/index/laminas/

Generar el diseño propio con Pintura para sublimación Eterna: La pintura para sublimación se utiliza sobre papel y puede aplicarse con pincel, aerógrafo, rodillo, pluma, sellos, ponceado con esténcil, etc. según el efecto que cada uno quiera generar. Si el papel tiene un lado más “liso”, pintar sobre éste ya que absorberá menos pintura, de manera tal que se descargará más sobre el soporte a estampar al momento de realizar la sublimación.

Tipos de papel: no más de 80 g Obra, Sulfito, Resma, Afiche

Nivel de dificultad: Creativo. La creatividad y el ingenio abren la puerta a un sinfín de posibilidades para enriquecer la técnica.