Cleopatra, la última Reina de Egipto

Hoy en día, la practicidad lo es todo.

Vivió entre los años 69 y 30 antes de nuestra era. Tuvo dos amores: Julio César y Marco Antonio, que fueron los hombres más poderosos del mundo en su época. No se le conocieron otros amores. Podría haber llegado a ser Reina del mayor imperio del mundo que hubiera existido desde los tiempos de Alejandro Magno. Pero su proyecto fracasó.
Es una de las mujeres más discutidas de la historia. Se sigue debatiendo su belleza, idoneidad y objetivos. Su cuerpo era menudo, muy bien formado, su rostro, más que bello era atractivo. Lo que más cautivaba a los hombres de su época era su voz aterciopelada y los modos en que movía su cuerpo. Su nariz, algo grande hizo decir a Blas Pascal, siglos más tarde, que si hubiera sido de tamaño normal, la historia del mundo habría sido distinta.
La investigación histórica confirmó que, sin lugar a dudas, Cleopatra poseía una personalidad excepcional, descrita en sus mínimos detalles por Plutarco, cuyo abuelo había servido en la corte de la reina. William Shakespeare la describió de este modo. Es poseedora de una belleza no comparable con ninguna, su conversación ejerce una fascinación irresistible como si fuera un aguijón que se clava corazón del oyente. Se le pueden escuchar pronunciar las mayúsculas y minúsculas. Es una virtuosa del espectáculo y sabe cómo y cuándo entrar en escena. Posee una asombrosa facilidad de palabra y domina nueve idiomas. Puede mantener conversaciones simultáneas con extranjeros y pasa de un idioma a otro como los instrumentos de una orquesta se pasan la melodía. Es astuta por encima de toda imaginación, la edad jamás podrá marchitarla ni la costumbre debilitar su infinito atractivo. De ella se dice que, cuanto más satisface el hambre que provoca, más lo despierta.
La historia de Cleopatra comienza con la dinastía Ptolomea, creada luego de la muerte de Alejandro Magno en el 323 antes de nuestra era. Cleopatra fue la séptima de ese linaje en el que casi todas las mujeres se llamaban Cleopatra, Berenice o Arsinoe. Y los hombres se llamaban Ptolomeo. El padre de Cleopatra fue Ptolomeo XIII.
Cuando Julio César venció a Pompeyo en Farsalia, lo persiguió hasta las playas de Alejandría. Alli, luego de algunos incidentes, encuentra a Cleopatra en circunstancias novelescas. Amenazada de muerte por sus hermanos se había exiliado en Asia. Para poder llegar a Julio César, hizo que su ayudante Apolodoro la envolviera en un enorme tapiz, que llevó al palacio como si fuera un regalo. Cuando César lo desenvolvió, se encontró con Cleopatra. Comenzó una relación de amor incondicional, aunque interesado, de parte de ambos. Ella lo acompaña a Roma y vivió la tragedia del asesinato de César en el año 44 antes de nuestra era.
14-cleopatra-miniDos años después, se encontró en Tarso con Marco Antonio, a quien Shakespeare describió como ‘una caballo brioso que cabalgaba sobre las olas y metía reinos y reinas como monedas en su bolsillo’. El amor entre ellos estuvo marcado por la pasión desenfrenada. A diferencia de la relación con Julio César, que mezclaba la conveniencia política con los besos.
Marco Antonio tenía su esposa e hijos en Roma pero no resistía el atractivo de Cleopatra, que siempre lo esperaba en Egipto. Varias veces Antonio era presa de remordimientos y volvía a Italia o, acosado por la pasión, regresaba a Alejandría. Descuidó el gobierno del Imperio de Oriente y Octavio le declaró la guerra. Se produjo la batalla de Accio, donde fue vencido y huyó con Cleopatra hacia Alejandría. Octavio los persiguió y su asedio provocó el suicidio de la pareja. Sus cuerpos momificados jamás fueron encontrados, pero Octavio afirmó que les habia dado sepultura en Egipto.
Zahi Hawass, ex Ministro de Antigüedades de Egipto afirma estar muy cerca de encontrar las momias de Marco Antonio y Cleopatra, en las excavaciones que se están haciendo en Taposiris Magna, a 30 kilómetros de Alejandría. Se encontraron varias momias pero ninguna fue identificada como perteneciente a la pareja real más famosa de la historia.

nefertiti-autorJorge Dulitzky
Consejero Empresario.
Presidente de Notabil S.A. y
American Cards S.A.
Fundador del Programa CER
de la Sepyme.
Fundador de la Asociación
de Consultores Pymes.
dulitzky@sinectis.com.ar